Catástrofe en Nepal

con 1 comentario

Para un país como Nepal con una fragilidad extrema tanto a nivel económico como institucional, este desastre adquiere una magnitud difícil de abarcar, comprender y lo peor, remediar.

Gris Nómada vio la luz gracias a los años que compartí la cultura, la modestia y la sencillez del pueblo Nepalí mientras trabajaba en Kathmandu. Colaboré con varias ONG y una fundación y creé, junto con un reducido grupo de colaboradores, nuestra asociación “Niños Solidarios del Nepal” , fundada en el 2011 con el objetivo de ayudar a niños con discapacidades que, en países en vías de desarrollo, necesitan todavía más ayuda y los medios son escasos.

Cuando hace dos años decidí volver a casa, lo hice con el propósito de no olvidar lo aprendido y no perder todo lo que allí me dieron. Con esa premisa, pusimos en marcha nuestro pequeño proyecto ya que nos pareció que, de una forma respetuosa y simple, podíamos dar a conocer este pueblo tan especial, desde la suavidad de sus lanas, la seda de Himalaya, sus mantas, el minucioso trabajo que realizan con la planta de la ortiga hasta convertirla en preciosos chales, sus alfombras tejidas con linos o sus pañuelos de bambú.  Gris Nómada nació como un puente entre esa forma de vida y nuestro lejano Mediterráneo .

A pesar de saber que se trata de un pueblo fuerte y flexible, tras el terremoto sabemos que  será difícil rehacerse, actualmente hay muchos frentes y todos a cual más vulnerable.

No podíamos quedarnos con los brazos cruzados tras el desastre, por lo que propusimos un plan de acción realista y dentro de nuestras posibilidades. Contactamos con amigos españoles que también seguían su relación con Nepal, en especial  con mi amiga Encarnación, que ya se ha trasladado a la zona y tiene muchos contactos en pueblos alejados del centro neurálgico del país, y con médicos nepalíes que nos podían informar de qué necesidades priorizar. Básicamente, hemos realizado acciones de fundraising, de las que hemos conseguido dinero y material médico. Entre todos, hemos recaudado cerca de 10.000€ de los que ya nos hemos gastado 4.100€ en rescates (comida y atención médica, básicamente) dentro de cinco pueblos.

Sin la asociación “Niños Solidarios del Nepal” sería muy difícil poder obtener tantas donaciones, por ello hoy más que nunca, Gris Nómada y Niños Solidarios del Nepal, son dos proyectos que se acercan, para poder sacar la máxima ayuda posible.

Desde Gris Nómada, queremos comunicar que,  el 25% de todas las compras realizadas durante lo que queda de 2015 irán directamente a ONGs que trabajan ayudando al pueblo Nepalí, a través de la asociación.

gris nómada

Un comentario

  1. Quim
    | Responder

    Buena iniciativa!

Dejar un comentario